Menu


España precisa de una profunda restructuracion de medidas drásticas que a las élites políticas no va a gustar nada pues dejarán de convivir con los privilegios que su condición de burla a la justicia donde todo se les permite.

Diputados que sin hacer nada perciben salarios desproporcionados, alcaldes que tienen sueldos superiores al presidente del gobierno, aforamientos, dietas, subvenciones... todo esto ha de acabar.

El político ha de estar al servicio del pueblo y no al revés, como venimos observando a diario, donde los políticos son pequeños dioses intocables.

Las comunidades autónomas, verdadero cáncer de España; algo que también ha de ser suprimido, así como el senado.

Hemos de acabar con los desafíos independentistas acallados temporalmente con una buena cantidad de millones de euros, pero que se los gastan en inversiones que promueven nuevos desafíos de ruptura con España.

España carece de un sistema educativo de primer nivel, estamos a la cola de los países europeos, fracaso escolar, abandono a temprana edad, y por si eso no fuese suficiente nos encontramos con una educación tan variopinta como comunidades autónomas existen.

Una destrucción masiva de puestos de trabajo de calidad que se intentan maquillar con una reforma laboral que es una absurda burla a la inteligencia humana.

Es el momento del Frente Obrero Nacional Español, hemos de cambiar España para hacerla la gran patria que fue antaño, aprendiendo de nuestros errores para mejorarla aún más.
 
Top