Menu



Como bien sabéis, España se ha convertido un país en el que cada día desaparece más la clase media y nacen nuevos ricos.

Un país dividido entre ricos y pobres, una España dividida entre comunidades autónomas en la que existe una gran desigualdad por parte de quienes dirigen las mismas.

Un simple ejemplo y realidad:

Un total de 86 pueblos extremeños viven en la pobreza y un nivel de vida bajísimo, un total de 80.000 extremeños abandonados  a la mano de Dios.

Una tasa de paro del 28'5 % de la población.
Un nivel de paro  que alcanza el 52 %  entre los jóvenes Extremeños.

Sin ir más lejos Cáceres, con una población de 100000 habitantes, el municipio más extenso de España, con un desarrollo industrial muy escaso comparado con otras comunidades autónomas, una comunidad tan rica en tantos sectores: 

¿Cómo es que no se potencia su desarrollo y explotación para engrandecerla como a otras comunidades?
¿Acaso no somos todos de mismo país,  el mismo pueblo Español y debemos tener las mismas posibilidades?

275 pueblos extremeños se encuentran al 40% de su población y otros a punto de extinguirse.
¿No merecen esos jóvenes un futuro cerca de los suyos en vez de tener que ir a ganarse el pan a otras comunidades donde sí se potencia el trabajo?

La culpa es del gobierno central, quien solo se preocupa de quienes le enriquecen los bolsillos en vez de potenciar un plan laboral para quienes lo necesitan.
Otra injusticia y un derecho humanitario es la sanidad, una sanidad escasa y lenta.
¿No somos todos los españoles iguales? 
Y un sin fin de injusticias por parte de las comunidades autónomas y quien cree que es lo  que necesita España. 

España no necesita estar dividida ni ricos y pobres...España necesita UNIDAD, JUSTICIA SOCIAL  y VALORES MORALES para todos los Españoles por igual.

Autor: Ricardo Ferrer.








 
Top